Ensamble Sinsonte

Ensamble Sinsonte

  Género Instrumental colombiana Personas que viajan 7 Desde Bogotá $ 6.000.000 Seis Millones de pesos ml. + rider técnico + lugar de presentación + logística de viaje + logística de alojamiento + impuestos.

Guafa trio

Guafa trio

  Género Instrumental colombiana Personas que viajan 6 Desde Bogotá $ 4.000.000 Cuatro Millones de Pesos + rider técnico + lugar de presentación + logística de viaje + logística de alojamiento + impuestos.

Un Shot de blues

Un Shot de blues

  Un Shot de Blues, una propuesta en la que Natalia Bedoya y Carlos Reyes se encuentran para predicar su amor por el blues, y las sonoridades similares como el tango y la renchera. Con un formato acústico donde la espontaneidad rige sus presentaciones, los dos artistas aquí se ven en el contexto ideal para dejarse llevar por lo que diga el mom

Martini blues

Martini blues

  Con Natalia Bedoya y el Martini jazz band Es un ensamble de jazz y blues Personas que viajan 9 Desde Bogotá Fechas disponibles De marzo a junio - septiembre a noviembre. $ 12.000.000 Doce millones de pesos por función + rider técnico + logística de alojamiento + costo visas + impuestos

Danza concierto “La serie”

Danza concierto “La serie”

  Coreógrafo Peter Palacios Teatro Danza Música Un paseo biográfico en homenaje al cantante Rolando la Serie. Fecha disponible durante el 2014 y 2015 Personas que viajan 4 viajando desde Medellín $ US 3.500 Tres mil quinientos dólares por función + rider técnico + logística de alojamiento + costo visas + impuestos + Transporte escenografía.

Sexteto Tabalá

Sexteto Tabalá

  La historia del Son en Colombia empieza con la implantación de los primeros ingenios azucareros, a principios de siglo, en la Costa Atlántica. Todo comienza en 1924, cuando el Ingenio "Central Colombia" es construido en terrenos cerca de Palenque. Entre los ingenieros encargados de supervisar el trabajo, habían algunos cubanos que se reunían

Chabuco

Chabuco

  El Café la Bolsa era el lugar exclusivo del vallenato en Valledupar durante la década del 50 y allí la jornada no podía terminar en algo distinto a una gran parranda vallenata y en ellas participaba Hugues Martínez, padre de José Darío y directo responsable de que ‘Chabuco’ hubiera optado por la interpretación de estos clásicos de clásicos.